Desde el pasado 2 de noviembre han arrancado las obras para la reforma integral de la calle Marqués de Guadalcázar, localizada en el distrito Noroeste de la capital, y de cuya mejora se encarga la empresa OCC con un plazo de ejecución de los trabajos de 89 días.

En estos primeros días, las labores se han centrado en la demolición de los acerados y han comenzado en la esquina de la calle Tenor Pedro Lavirgen con la calle Colombia, ya que en el extremo opuesto, en Doña Berenguela, los técnicos de la empresa municipal Emacsa están realizando mejoras en la canalización de la red de aguas y saneamientos de esta calle.

A lo largo de los próximos días se van a continuar con estas labores en el acerado, dado que es uno de los puntos en los que se apoya la reforma de la calle Marqués de Guadalcázar, en donde se detectan serios problemas en el estado de conservación de las aceras, a causa del paso del tiempo y de las reformas que se han ejecutado por parte de las compañías de la red de suministros. Los nuevos acerados tendrán un ancho de 2,15 metros.

Aparte de la mejora en el acerado, la reforma de la calle Marqués de Guadalcázar contempla la ampliación de la calzada en varios puntos para favorecer el tráfico rodado y los aparcamientos para residentes. De esta manera, la calzada se ampliará hasta los 3,5 metros de ancho y se dispondrán nuevos espacios de aparcamientos en línea, dobles en el caso de la intersección de Doña Berenguela con la calle Goya y en un solo lado de la calzada en Tenor Pedro Lavirgen.

Junto a esto, está prevista la mejora en la iluminación de esta calle para lo que se instalarán nuevos postes de luz con tecnología LED. Si quieres consultar el proyecto de obras en la calle Marqués de Guadalcázar puedes hacerlo pinchando en este enlace.